Como parte del Plan Maestro de Rescate Agropecuario, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), junto al Consejo Salvadoreño del Café (CSC) y otras instituciones, informó que las cooperativas Santa Adelaida, de Comasagua, La Libertad, y Las Lictorias, de Juayúa, Sonsonate, serán recuperadas y volverán a ser productivas, luego de pasar varios años en abandono.

‘’Este es el rescate de dos cooperativas que habían estado abandonadas por gestiones pasadas. Hace varios años, producían más de 20,000 quintales de café y ahora no produce ni el 5 % de eso. Lo que vamos a hacer con estas dos cooperativas es un ejemplo de lo que haremos con las demás. Este es un Gobierno articulado, trabajando para ayudar a la caficultura del país’’, expresó el Ministro de Agricultura, Pablo Salvador Anliker.

Con este proyecto se  beneficiarán a más de 150 productores y sus familias. La apuesta es el rescate financiero, apoyo con asistencia técnica, acompañamiento de programas complementarios, mejora en la genética de las plantas, seguridad, entre otros; todo  para que se logre la sostenibilidad de estas cooperativas.

A largo plazo se espera renovar más de 1,500 manzanas de café solo en las cooperativas Santa Adelaida y Las Lictorias. ‘’Con este proyecto inicial, los productores podrán experimentar crecimiento y cooperativas más modernas y eficientes, con enfoque económico, social y con sostenibilidad ambiental’’, dijo la directora del CSC, Lily Pacas.

De acuerdo con Julio  Guzmán, presidente de la Cooperativa Las Lictorias de R.L., el Gobierno les da esperanza a los productores de Juayúa y asegura que esperan que todo mejore con las inversiones que han anunciado. “Esto nos ha caído como algo del cielo, nos sentimos agradecidos con la iniciativa de nuestro Presidente de la República y por el interés que le pone el Ministro de Agricultura y Ganadería. Con esto que hoy nos traen nosotros vamos a ser reactivados, tanto económicamente como nuestros cafetales que han estado abandonados”, aseguró Guzmán.

El proyecto contará con el trabajo articulado de instituciones del Gobierno, autónomas y la banca estatal. Por su parte,  el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública optimizará las competencias de la Policía Rural con la compra de patrullas, construcción de nueva infraestructura y con el uso de tecnologías para vigilar las zonas de cultivos desde el aire.

‘’Quiero anunciar que desde ya van a contar con un contenedor blindado en esta zona -Santa Adelaida, Comasagua-, donde nuestros policías les estarán brindando servicios de forma fija a este sector’’, detalló el Ministro de Seguridad, Rogelio Rivas.

Mientras que la Ministra de Economía, María Luisa Hayem, mencionó que el sector caficultor es importante para la economía del país y que ese es uno de los motivos por los cuales brindarán capacitaciones para que puedan ser más productivos.

Por su parte, el gerente general del Banco de Fomento Agropecuario (BFA), Nelson Ticas, dijo que el año pasado otorgaron a estas cooperativas $2.6 millones para refinanciar la deuda. ‘’Como parte del plan del Rescate Agropecuario vamos a brindar asistencia técnica, a través de capacitaciones, uso de prácticas de producción adecuadas como fertilización, manejo de plagas y cosecha racional.  También acompañaremos a los productores para la creación del plan que permita mejores aprovechamientos de las finca’’, indicó Ticas.

“Muchos de los trabajadores de la finca se fueron para la ciudad, porque no tenían fe en el café. Es una gran noticia, es una gran felicidad. Siento que desde ahora es un hecho, no sé si estoy soñando, eso me llena de mucha felicidad, y no solo a mí sino que a todos los miembros de la cooperativa. Por primera vez vienen los ministros para anunciarnos las buenas noticias, se les nota que tiene buena voluntad y que todo va a ser un hecho”, dijo Ester Gutiérrez, presidenta de Cooperativa Santa Adelaida, Comasagua.

 El financiamiento del BFA ya cuenta con un crédito de avío orientado al manejo de cultivo, control de plagas y la utilización de maquinarias en las prácticas agrícolas.

‘’Estas cooperativas son las primeras, son la punta de lanza para el rescate de la caficultura salvadoreña. De nada nos sirve solo darles las condiciones financieras, porque necesitan apoyo técnico, asesoramiento, acompañamiento, seguridad y que los bancos estatales estén apoyándolos’’, enfatizó Juan Pablo Durán, presidente del Banco de Desarrollo de El Salvador (BANDESAL).

(Visitada 318 veces, 1 visitas hoy)