El viceministro de agricultura y ganadería, Hugo Flores, realizó una visita de campo en la granja El Progreso, ubicada en el municipio de Ilobasco, departamento de Cabañas, con el propósito de conocer una iniciativa de tratamiento de desechos de biomasa de origen animal. El propietario de la granja es Rafael Jovel, un exitoso agricultor que desde el año 1978 inició con la crianza de gallinas ponedoras y cerdos para consumo familiar y que ahora, 40 años después, ha incrementado la producción logrando mantener una crianza de 45 mil cerdos y 600 mil aves.

Jovel, con el afán de implementar tecnologías limpias, sostenibles y de bajo impacto ambiental, ha puesto en marcha un proyecto de biodigestor a partir de los desechos de biomasa de origen animal para generar energía y producir abono.

De acuerdo con el propietario de la granja, la invitación para realizar la visita de campo fue para mostrar cómo se puede producir sin contaminar y cómo se puede contribuir a la conservación del medio ambiente sin sacrificar la producción. “Nosotros hemos desarrollado un sistema de tratamiento en donde todos los desechos se recolectan en un solo sitio pata meterlos a un sistema biodigestor. Con eso se produce abono orgánico y gas metano que se puede utilizar para la generación de energía eléctrica. De hecho ya estamos generando parte de esa energía para nuestra granja”, comentó Jovel a las autoridades que visitaron su granja.

“Vamos muy satisfechos porque hemos podido conocer toda la experiencia que se está desarrollando en la producción de carne de cerdo y huevos”, explicó el viceministro Flores. Además reiteró la importancia de que estas empresas están contribuyendo con el desarrollo la zona del municipio de Ilobasco y de las comunidades periféricas con la generación de empleos. “Nos han comentado los señores empresarios que se genera un promedio de 700 empleos directos e indirectamente unos 1500 indirectos. Eso es importante pues hemos conocido que muchos jóvenes de la zona están desarrollando diferentes actividades”, enfatizó el funcionario.

“Para nosotros es muy innovadora esta iniciativa, ya que están transcendiendo como empresarios a la generación de energía eléctrica a partir de los biodigestores. Eso nos parece de suma importancia puesto que es una producción de energía limpia, que contribuye a dinamizar la economía del país siendo esa una de las apuestas que nuestro Gobierno viene desarrollando y, por supuesto, la generación de empleos a nivel local”, precisó el viceministro Flores.

Rafael Jovel también explicó que el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) ha brindado apoyo en la planta de procesos a través de un inspector de la División de Inocuidad de Productos de Origen Animal (IPOA). Como parte de la asistencia, el inspector supervisa el sacrificio de los cerdos para identificar la salud del animal para garantizar la inocuidad y calidad de los productos con el fin de proteger la salud del consumidor.

Durante el recorrido, además, el funcionario conoció de primera mano todo el proceso desarrollado donde se diluyen los desechos de 15 mil cerdos y de 300 mil aves. Según los propietarios el sistema está desarrollado con tecnología generada por una empresa alemana. “Me atrevo a decir que en Centroamérica no hay un sistema de tratamiento como este”, recalcó el agricultor. Asimismo aseguró que el abono que sacan del proceso es de muy buena calidad y que puede recuperar cualquier suelo que esté deprimido por utilizar químicos. “Este abono se los damos a los productores de la zona para que mejoren sus suelos, a las escuelas donde tienen huertos caseros, así como a organizaciones de agricultores y las comunidades”, detalló el propietario.

Al finalizar la visita, el viceministro reafirmó el compromiso del Gobierno con los productores, que como el empresario Jovel, desarrollan iniciativas que contribuyen con el fortalecimiento del agro, las economías familiares, la generación de empleos y la protección y conservación de los recursos naturales.

Ver galería fotográfica aquí

(Visitada 117 veces, 1 visitas hoy)