Concluyó con éxito la visita de trabajo de la misión del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG). El objetivo de la misión fue conocer los proyectos y programas que se encuentran en la fase de finalización.

La delegación fue encabezada por el coordinador para Centroamérica, México y El Caribe y gerente de Programas para El Salvador del FIDA, Juan Diego Ruiz. De acuerdo con el director general de Desarrollo Rural del MAG, Adalberto Hernández, los integrantes de la misión manifestaron que “se sentían muy complacidos con el nivel de transparencia y eficiencia que tenemos como equipo de Gobierno y de los resultados que hemos tenido a través de la intervención de estos diferentes programas y proyectos”. Agregó que la delegación de la misión FIDA tuvo contacto directo con los diferentes beneficiarios para verificar y constatar el nivel de resultados y avances que se han obtenido a través de estas intervenciones.

El director de Desarrollo Rural también hizo referencia a que estas iniciativas han brindado oportunidades a muchas familias e indicó que, desde hace varios años, con la participación de diferentes actores del sector agropecuario, “se formuló otra apuesta de intervención denominada Rural Adelante, un programa que en términos generales planea beneficiar a no menos de 24 mil familias a nivel nacional”. Precisó que este proyecto se encuentra en estudio dentro del pleno de la Asamblea Legislativa, pues se requiere de su aprobación para ser ejecutado.

El ministro de agricultura y ganadería, Orestes Ortez, afirmó que El Salvador ha sido catalogado como modelo en eficiencia y transparencia en cuanto a la ejecución de recursos, por lo que espera que los parlamentarios ratifiquen los fondos FIDA que están orientados principalmente a mujeres y jóvenes salvadoreños del área rural. Añadió que “el financiamiento FIDA para el programa Rural Adelante es de 5 millones de dólares e incorpora 5 millones de dólares más como donativo.”

En cuanto al programa Amanecer Rural, Juan Diego Ruiz, detalló que se ha trabajado en los 14 departamentos del país, logrando una apuesta en producción de 500 nuevas hectáreas de cultivo de hortalizas, 5 mil nuevas manzanas de cultivo de café y 70 Centros de Almacenamiento y Procesamiento de Productos para beneficio de 600 organizaciones rurales, cooperativas y asociaciones de productores.

“Ha sido un programa de amplia ejecución a nivel nacional. Siempre nos gusta resaltar la participación específica de la mujer rural que ha tenido una intervención por arriba del 55% del total de participantes. La juventud rural representa un 20% de participación dentro de todas las familias y población asistida por el proyecto Amanecer Rural”, enfatizó Ruiz.

Cabe destacar que desde 1985 el FIDA en El Salvador ha apoyado proyectos de desarrollo rural beneficiando a cientos de familias rurales con una inversión de más de 330 millones de dólares.


Apoyo del FIDA a El Salvador

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a tra  vés de la Dirección de Desarrollo Rural (DGDD) y con el aporte financiero y técnico del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), ha ejecutado proyectos y programas que contribuyen al desarrollo agropecuario y económico en la zona rural de El Salvador.

Desde el año 2013, el MAG ha ido transformando los medios de vida de al menos 106 mil familias en condiciones de pobreza que habitan en las áreas rurales del país. Esto a través de iniciativas como PRODEMOR Central-Ampliación (Fase I), el Programa Nacional de Transformación Económica y Rural para el Buen Vivir “Rural Adelante” (Fase II) y el Programa de Competitividad Territorial Rural “Amanecer Rural” que son financiados por el FIDA, el Fondo de Desarrollo de los Países Exportadores de Petróleo y el Gobierno de El Salvador.

En casi seis años, con un presupuesto de $48.5 millones de dólares se han intervenido 170 municipios del país con la ejecución de 1,300 iniciativas productivas, bajo el enfoque de cadenas de valor empresarial en rubros como granos básicos, hortalizas, frutas, café, cacao, artesanías, apicultura y turismo rural. Asimismo las familias son apoyadas con el desarrollo de otros proyectos de seguridad alimentaria, inversión social y medioambientales. De acuerdo con el director general de Desarrollo Rural, la ejecución de los recursos asignados cuenta con un alto nivel de transparencia y eficiencia.

Algunas de las iniciativas implementadas por el DGDR del MAG son: construcción y equipamiento de Centros de Acopio para Granos Básicos; adecuación y equipamiento del Centro de Prestación de Servicios Ganaderos; Producción, Acopio y Comercialización de tilapia; Establecimiento de apiarios; Proyectos de seguridad alimentaria, a través de la producción de huevos y construcción de estufas ahorradoras de leña; Construcción de reservorios para la captación de agua lluvia, y Proyectos de protección ambiental de zona de recarga hídrica. Hernández destacó que este tipo de iniciativas productivas les “permiten mejorar la calidad de vida de la población beneficiaria a través del mejoramiento de ingresos, empleo, empleabilidad, seguridad alimentaria”, entre otras.

Hernández hizo énfasis en que a través de esta alianza estratégica con el FIDA y con el trabajo integrado con otras instituciones del Estado como el Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE), se ha podido conformar la Asociación Integral de Redes Juveniles de El Salvador (AREJURES). Esta asociación es integrada por más de 3,500 jóvenes que son hijos e hijas de asociados en organizaciones de agricultores. Otra de las apuestas importantes es contribuir con el desarrollo económico y social del país de una manera más sostenible, equitativa y justa apoyando de igual forma a la población indígena y a las mujeres.

(Visitada 77 veces, 1 visitas hoy)