El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) de El Salvador y el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) firmaron un convenio para la administración y operatividad de binomios caninos en la inspección de equipaje, tratamiento de desechos internacionales y decomisos de importancia cuarentenaria en el Aeropuerto Internacional “San Óscar Arnulfo Romero y Galdámez”.

Las unidades caninas son, hoy en día, una herramienta indispensable de los servicios nacionales de cuarentena en los países desarrollados. Los perros detectan olores de frutas, semillas, cárnicos, derivados de la carne, lácteos, entre otros que podrían ser vías para el transporte de plagas y enfermedades de origen vegetal y animal. Las capacidades de detección de mercancías de riesgo sanitario en equipaje tienen más del 95% de certeza.

En el marco del convenio también se busca realizar la inspección no intrusiva, utilizando binomios caninos, al 100 % del equipaje y carga aérea que ingresa por el Aeropuerto Internacional de El Salvador, lo cual se hará gradualmente de acuerdo a la cantidad de binomios caninos que se estén formando e incorporando a esta actividad en el marco del presente convenio.

Con el objetivo de evitar la introducción de plagas y enfermedades de interés cuarentenario al país, a través de desechos generados por aeronaves, se contempla el tratamiento de desechos sólidos internacionales con Auto-Clave, cuya efectividad para eliminar patógenos es alta y su uso no genera gases que contaminen la atmósfera.

“Con los binomios de la Unidad Canina reducimos los riesgos de ingreso de plagas y enfermedades, ya que detectan con precisión productos de origen vegetal y animal; sumado a ello, el Auto-Clave nos permitirá eliminar de forma segura la basura o residuos de origen animal o vegetal que representen riesgos para nuestro estatus fitozoosanitario. Tengan por seguro que El Salvador continuará trabajando con los equipos del OIRSA para fortalecer nuestros controles e inspecciones en fronteras, terminales áreas y puertos marítimos”, aseguró el ministro de Agricultura y Ganadería, Pablo Anliker.

Con el uso del Auto-Clave se eliminaría los microorganismos patógenos (virus, bacterias y hongos) e insectos que pudieran estar presentes en las basuras internacionales de las aerolíneas que operan en el aeropuerto.

En el Aeropuerto Internacional también se realizará la marcación o identificación de equipajes y carga sospechosos de portar productos de riesgo de plagas y enfermedades que puedan afectar la producción agropecuaria del país y la región. Esto facilitará ejecutar la retención, decomiso, destrucción de plantas, productos, subproductos de origen animal y vegetal e insumos agropecuarios, y otros de interés para el MAG.

La inspección no intrusiva de equipaje con los binomios caninos generará mayores decomisos, por lo tanto mayor cantidad de basura que necesita ser tratada.

Se contempla que, posteriormente, las unidades caninas no solo estén destacadas en terminales aeroportuarias, sino que en fronteras terrestres con el objetivo de realizar inspección no intrusiva de carga y equipajes.

(Visitada 23 veces, 1 visitas hoy)